Vamos a contar mentiras…

Enrique Llimona Valonero

Cierto, este post se titula como la afamada canción tradicional. Pero… ¿Por qué? Pues porque a veces es más divertido contar algunas mentiras que decir siempre la verdad. También es interesante tener en cuenta que al ser humano le suele ser más fácil identificar y rechazar una mentira que asumir e interiorizar una verdad. Así que, sin más demora… ¡Ahí va! ¡Vamos a contar mentiras!

A continuación os ofrezco las máximas indiscutibles de la motivación y la felicidad resumida en 5 sencillos pasos.

1. La realidad es la realidad.

Creo que la realidad es la realidad. Somos una consecuencia de las circunstancias. No hay nada que hacer a nuestro alcance, nada que nos permita cambiar la situación actual. Las cartas están dadas de antemano. Simplemente flotamos en una existencia que nos lleva donde vaya la corriente y… no hay nada que hacer.

¡Bueno! La verdad es que sí hay algo que podemos hacer…tratar de evadirnos lo más frecuentemente que podamos utilizando los medios que sean necesarios, que para eso están a nuestra disposición.

He hablado con muchas personas sabias que, por sistema, critican todo lo que les rodea porque es lo que realmente tiene la culpa de lo que ellos son hoy, y de lo que serán el día de mañana. Así que no hay nada que hacer, sólo dejarnos llevar y mirarnos las caras los unos a los otros mientras que la corriente nos arrastra donde sea. ¡Qué más da!

2. No tenemos lo que nos merecemos

No tenemos lo que no merecemos. ¡Tenemos lo que nos ha tocado! Y la culpa no es nuestra es de los demás….sí, de los demás en general. Lo cierto y verdad es que sólo nos queda esperar a que la marea traiga a nuestras manos algo que podamos utilizar… ¡Resígnate y no pienses demasiado en nada….puedes llegar a sentirte mal y eso es lo contrario a la felicidad! Sé crítico pero inteligente, es decir, que lo seas con los demás pero nunca contigo.

Las reglas para ser feliz permanentemente están muy claras. ¡Están en nuestro día a día y las desarrollamos de forma automática! La clave está en manejar una técnica que se centra en la construcción de diálogos interiores. Vamos, lo que viene a ser hablar con uno mismo, lo que, por cierto, ya hacemos de forma automática… ¡Una media de unas doce horas diarias!

La clave para ser feliz es dejar que la corriente fluya, es decir, escuchar a nuestro yo real. ¡Sí! Ese que cuando suena el despertador por la mañana impulsivamente dice…
Ese que cuando vemos desde lejos la empresa en la que trabajamos nos dice…
Ese que cuando vemos a nuestro jefe dirigiéndose hacia nosotros nos dice….
Ese que cuando uno se pone a dieta y llega la hora de comer nos dice…
¡Sí! Ese que cuando vamos a hacer ejercicio nos dice…

Efectivamente, escucha a tu interior, y guíate por tu naturaleza y no te olvides de dejarte llevar porque, en esta vida, sólo somos consecuencia de lo inevitable…
No te castigues demasiado, porque entonces nunca encontrarás la felicidad…

3. En la creatividad está la clave

Se creativo en tu diálogo interno y encontrarás soluciones para todos los pequeños inconvenientes que te vayan tocando y… recuerda que no tienes la culpa porque las cartas están dadas.

No te preguntes cosas raras que te lleven a callejones sin salida que te hacen sentir mal.
No afrontes lo que hoy identificas como problemas no resueltos… ¡Huye!
No te enfrentes a tus miedos más profundos… ¡Huye!
¡Todo lo que implique incomodidad es malo y por tanto hay que huir!

De lo que se trata es de mirar siempre hacia atrás focalizando nuestra atención en todo aquello que nos proporcione las razones que nos han traído donde estamos hoy.
¡No te olvides de que las cartas están dadas!

4. Come y bebe y… todo lo que puedas.

¡Ah! Y, si por casualidad hay algún momento en el que tengas la sensación de no estar haciendo lo correcto, haz lo que sea para remediarlo inmediatamente. Comer hasta hartarse o beber hasta cogerse un buen cebollón son métodos que suelen funcionar muy bien y resuelven los problemas de ansiedad al instante.

5. Siempre ponte en lo peor.

Es también bastante recomendable ponerse en lo peor siempre, de este modo estaremos preparados para lo que pueda venir porque… con la que esta cayendo…no puede ser nada bueno.

La gente que domina estas técnicas suelen practicar las siguientes contestaciones ante preguntas sobre su estado anímico, situación, etc.:

Ejemplos

¿Cómo estas?

• Aguantando el chaparrón
• Tirando
• Haciendo lo que me dejan… (esta es muy buena)
• Sobreviviendo
• En un caso concreto me encontré con un experto en estas técnicas que me llegó a contestar… ¡Respirando! ¡Esa es la actitud! Si sólo nos limitáramos a respirar no existirían problemas en el mundo.

En fin, y ahora hablando en serio, a veces no hay mejor pedagogía que la inversa, y lo cierto es, que de vez en cuando no viene mal contar algunas mentiras para recordarnos que las verdades siguen estando ahí, en el mismo sitio, imperturbables, esperando ser aceptadas. Me gustaría acabar este post agradeciéndoos la primera mitad de este año y deseándoos un buen verano a tod@s en el que podáis descansar y reponer pilas… ¡si os dejan claro!… ¡Vamos a contar mentiras!

Enrique Llimona Valonero

Enrique Llimona Valonero

ACTIVIDAD ACADÉMICA

Diplomado en Ciencias Empresariales (Universidad de Sevilla). Licenciado en Ciencias del Trabajo (Universidad de Huelva). Diplomado en Dirección de Empresas (Instituto Internacional San Telmo).

ACTIVIDAD LABORAL

1999 Midec Servicios: Gestor de Cuentas. 2001 Instituto Británico de Sevilla: Responsable de Marketing. 2002 Iturri, S.A: Comercial. 2006 Dopp Consultores, S.L: Consultor.

ACTIVIDAD PROFESIONAL

Diseño y realización de programas de entrenamiento individuales, así como impartición de seminarios, conferencias y cursos relacionados con el desarrollo de competencias profesionales.

Artículos relacionados...

1 Respuesta

  1. Gonzalo. G. G dice:

    Solo en clave de medio humor me tomo el articulo. Medio que comparto a medias, medio que discrepo a medias.

    Un par de cosas. Es verdad que la realidad es la que es pero ante la realidad tenemos la capacidad de reaccionar de distinta manera. ” me la salto” o me quedo mirándola para siempre y las consecuecias son distintas.

    Comer y beber todo lo que quiera… ???? Ahrora que se me estaba quedando el cuerpo de Ronaldo? – Es broma. por si alguna vez nos vemos.

    Felices todos en vacaciones y después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *