La importancia del sexo

Silvia Leal

Me encantaría, pero desafortunadamente no puedo decir que un título tan ingenioso sea obra mía. Por el contrario, debo confesar que se lo he tomado prestado a The Economist. Su autor original lo utilizó para encabezar un artículo sobre la necesidad de rentabilizar el talento femenino. Para todos aquellos que aún no hayan tenido la suerte (o el tiempo) de haberlo podido leer, este es el link: http://www.economist.com/node/6800723.

Publicado en el 2006 (curiosamente el año previo al inicio de la crisis), en él se alertaba sobre la existencia de un fuerte lastre económico derivado de la infra-utilización de la fuerza laboral femenina. Ha llovido mucho desde entonces (crisis económica mundial incluida) y, a pesar de ello, su contenido sigue estando en plena actualidad.

La incorporación del conocimiento y talento del (por algunos conocido como) “sexo débil” al mercado laboral es imprescindible para que nuestro país y, por supuesto, todos aquellos que componen la Unión Europea consigan salir reforzados de la crisis que nos ha tocado vivir. Las cifras, no pueden dejar a nadie indiferente.

A modo de ejemplo, me centraré en el mercado laboral tecnológico y digital, animando al lector a hacer sus propias extrapolaciones. De cada 1.000 mujeres que se licencian, tan solo 29 apuestan por las nuevas tecnologías, frente a un ratio masculino de 95. Es más, de acuerdo a las estadísticas, al alcanzar los 30 años tan sólo el 20% de esas mujeres seguirá trabajando en el sector en el que decidió especializarse. Más allá, si las reglas del juego no cambian, se producirá una fuga de talento que llevará a que a los 45 años tan sólo el 9% de ellas siga apostando por él.

¿Cuál es el impacto económico de todo esto? Según muestra la Comisión Europea en su informe: “Women active in the ICT sector” (2013), si alcanzásemos un 50% en el reparto de los puestos entre ambos géneros, el PIB europeo crecería 9 billones de euros, cantidad nada despreciable. En paralelo, se estima que la rentabilidad financiera de las empresas (ReturnonEquity) subiría un 35%. Casi nada… Por supuesto, se reduciría además un desajuste social que no trae consigo nada bueno a todos aquellos países que lo padecemos.

Llegados hasta aquí, alguien pudiera discrepar con las líneas anteriores y cuestionar la rentabilidad de sustituir el talento masculino por el femenino. Error, en ningún momento he mencionado tal sustitución con la que, por supuesto, yo tampoco estoy de acuerdo. Estoy a favor de aprovechar el 100% del potencial individual, de hombres y mujeres. En estos momentos, en sectores como el tecnológico, hay espacio para (casi) todos.

A modo de ejemplo, las estadísticas advierten que durante los tres próximos años se generarán en la Unión Europea 5 millones de nuevos puestos de trabajo alrededor del desarrollo de nuevas aplicaciones móviles, lo que nos traerá consigo un crecimiento de 63 billones de euros.  Para cubrirlos, hacen falta hombres y mujeres.

Por ello, si estás reinventándote por decisión propia, o porque lo ha decidido la vida por ti, no lo dudes, este es el camino. Si ya eres un profesional “TIC” tienes mucho avanzado, pero si no lo eres, no dejes pasar la oportunidad. Los nuevos profesionales TIC que triunfan son aquellos que conocen bien el negocio, por lo que este camino puede ser también para ti. ¿La clave? Que pongas tu ingenio y que lo hagas con pasión, con estos dos ingredientes el éxito será tan solo cuestión de tiempo.

Silvia Leal

Silvia Leal

Doctora en Sociología, experta en e-liderazgo, transformación digital y energía innovadora. Asesora de la Comisión Europea, Mentora del Human Age Institute y Directora Académica del Programa en Dirección TIC & Innovación Digital del IE Business School. Colabora con el programa Emprende (Canal 24 horas y La 1 de RTVE) y la Agencia EFE donde tiene su propio blog (e-Renovarse o morir). Es además consultora y conferenciante y está reconocida como una de las diez expertas más influyentes de España.

Artículos relacionados...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *