“Un líder debe aprender a afrontar la realidad.”

Ram_charan

Ram Charan es un aclamado consultor estratégico entre las grandes compañías, es además un prolífico autor de best sellers como el aclamado Execution.
Empezó su carrera en los negocios cuando sólo era un adolescente, trabajando en el negocio familiar, una tienda de zapatos en India. Obtuvo un grado en ingeniería y después un MBA y doctorado en Harvard Business School y se graduó con honores, alcanzando ser Baker Scholar, la más alta distinción de esta institución. Después dio clases en dicha universidad.
En el contexto del MABS 2015 tuvimos la oportunidad de entrevistar a esta eminencia de la estrategia empresarial, que, con mirada serena nos regaló titulares como los que leerás a continuación.

Usted ha trabajado a la sombra de empresas como Bank of America, DuPont, Navartis, Home Depot, 3M…¿Cómo definiría su sistema de trabajo como consultor?

La mayor parte de mi trabajo con los CEOs lo hago de una manera muy personal, es decir, charlo con la persona e intento encontrar qué es lo que necesita realmente para rendir mejor. Cuál es el problema real. Los líderes deben aprender a ver la realidad, a afrontarla. Encontrar esto de una manera clara y especifica es una parte importantísima en este proceso, si no la más importante. Muchas veces se invierten muchos recursos en poner soluciones a problemas que no son la raíz ty esto no sirve de nada.
Pues una vez detectado el foco de la improductividad intento averiguar cómo puedo ayudarle. ¿Cuál es la solución más eficiente para este problema?
Esto debe ser conclusión de un trabajo en equipo, por mi parte como consultor, pero requiere un gran trabajo personal por parte del líder en cuestión.
Luego hago un seguimiento para ver qué tal se van adaptando a las nuevas premisas y cómo va avanzando la compañía. La parte más importante, la destreza más difícil de aprender se encuentra en el primero de estos tres pasos. No todos los CEOs tienen las mismas necesidades. De la misma manera que un médico diagnostica y receta cosas distintas a dos pacientes que sufren de dolencias distintas.
La sociedad avanza de forma muy rápida y un líder debe tener la capacidad de comprender este cambio y tomar decisiones efectivas a tiempo para que su compañía se mantenga a flote. Hablamos de innovación, tecnología…

Esta velocidad de innovación de la que venimos hablando, ¿cómo nos está cambiando?

Todo este proceso tiene un alto impacto en la sociedad. La rapidez con  la que nos estamos moviendo está teniendo un impacto negativo muy importante por ejemplo en los sectores más desfavorecidos de la sociedad, que ven incrementadas sus necesidades al no poder alcanzar al resto.
Esto tendrá una repercusión en el desempleo, sobre todo en aquellos sectores más desfavorecidos.
El problema del desequilibrio viene porque las tecnologías se están moviendo mucho más rápidamente que la sociedad, por eso ciertos sectores quedan fuera y puede generar situaciones injustas.

Con respecto a la situación actual, América parece estar recuperándose de la crisis económica. Como consultor empresarial, ¿qué diría usted que deberían hacer las empresas en Europa?

La situación es compleja por una razón en particular, y es que el sistema financiero existente, básicamente el basado en los ideales del “sueño americano”, se fue al traste en el año 2008. América ya se está recuperando. Eso es cierto. Existe un clima de optimismo que genera confianza, y esa confianza genera movimiento económico, que es lo que hace falta para salir de una crisis financiera como la que hemos vivido.
En cambio Europa todavía lo está sufriendo. Se recuperará.
Lo que en mi opinión deberían hacer las empresas en Europa es buscar mercados fuera. Fuera de la misma Europa, fuera de América, volverse más innovadoras y competitivas en el terreno de la innovación. Arriesgar en tecnología, I+D, estrategias.

Existe una generación que, en su mayor parte, anda muy perdida a la hora de encajar laboralmente. ¿Cuál es su consejo?

La clave para los jóvenes milenials es que continúen centrándose en aquéllos trabajos que les aporten algo para el futuro y que les hagan expandirse, evolucionar. En general, que les ayuden a construir nuevas capacidades. Se trata de una carrera de fondo, no se deben despistar demasiado.

Artículos relacionados...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *