Javier Pérez Caro: “En el sector agroalimentario el mantenimiento predictivo es clave”

Si la transformación digital afecta a las personas y los negocios, es necesario acelerar el ritmo al que avanzamos. Por eso Javier Pérez Caro está cerca de ellos, aplicando uno de sus objetivos como docente, mentor de startups y embajador del Smart Agro: «orientar el cambio a resultados», la única forma de avanzar hacia lo desconocido, obteniendo pequeños resultados que sirvan de revulsivo para que la rueda no deje de girar. Según explica Javier Pérez Caro, en este entorno, la información y el uso que se haga de ella es clave para optimizar la toma decisiones, la ventaja competitiva para adelantarnos al mañana.

Conversamos con el autor de Nuevo viernes – nuevo libro, un blog a través del que recomienda libros a sus alumnos, emprendedores, o directivos, una fuente de conocimientos que nos mantiene en constante actualización.

¿Qué tienen la startups de éxito que mentorizas?

En primer lugar debe tener un buen equipo. Como mentores aceleramos personas, y creemos en ellas porque son las que van a crear buenas empresas. Segundo, la startup tiene que tener un buen encaje problema-solución. Pero para mí es clave la persona, el equipo y lo cerca que esté de resolver ese problema.

Además, que el equipo esté muy balanceado; es clave que haya un perfil comercial, de gestión y tecnológico mínimo. El perfil comercial debe tener grandes dotes, tanto de ventas, como de captación, con un gran olfato para saber qué está demandando el mercado y los cambios que se avecinan.

Tengo claro que nosotros aceleramos personas. Cuando mentorizas un equipo lo haces con las personas y buscas el entendimiento con ellas. No soy capaz de acelerar a un equipo si no tengo feeling con sus miembros.

¿Qué deben absorber las pymes de ellas?

Agilidad, entendimiento del mercado, de los cambios digitales y su velocidad; vivimos en un entorno vuca o hiper-vuca en el que la volatilidad, vulnerabilidad, complejidad y ambigüedad son brutales. La empresa que ayer no era tu competidor, hoy si lo es; si antes Google era un buscador, en la actualidad lo es todo. Pero el problema no es hoy, será aquello que pasará mañana, y eso es lo que debe entender la pyme. El inmovilismo no es una opción. Y esto cuesta verlo, entenderlo y actuar en consecuencia.

¿Cómo afrontamos este cambio digital?

Afrontamos el cambio con escepticismo y dificultad, pero a la vez curiosidad y ganas de asumirlo. También con miedo a fracasar-perder nuestra empleabilidad. No, nos han enseñado a fracasar. No estamos preparados para asumir la derrota. El fracaso está muy denostado, no tenemos asumido que detrás de un fracaso podemos obtener un gran aprendizaje. Enseñar a las personas a ¡ganar siempre! es un augurio hacia el fracaso, nunca van a saber gestionarlo.

La transformación digital es el aquí y el ahora, afrontemos la realidad, busquemos puntos de mejora en la cadena de valor del producto-servicio y visualicemos pronto el impacto en la cuenta de resultados.

¿Cómo es el uso del big data en las empresas que son rentables a través del análisis de datos?

Las empresas que dicen que se dedican al big data lo que tienen que proveer al usuario son de herramientas para tomar decisiones en tiempo real. La pregunta es: ¿cómo aplico todo lo que me estás dando? Se trata de disponer de un cuadro de mando para la toma de decisiones en tiempo real.

En el sector agroalimentario es clave. Con Agroplanning estamos trabajando en el mantenimiento predictivo y preventivo, fundamental para fabricantes y propietarios, que son así capaces de gestionar el «nivel de servicio» de su parque de maquinaria. Por ejemplo, una mina [i] de Australia con más de 3.900.000 km recorridos con camiones de alto tonelaje autónomos, dispone de mantenimiento predictivo. ¿Qué mejoras les supone? Si se produce una parada de un vehículo para reparación (no programada) incurrirán en un coste de dos millones de euros (diarios), ¿somos capaces de prever la parada? ¿Podemos reparar el camión fuera de su horario laboral?  Optimizar para ellos es una gran necesidad, no solo por el nivel de servicio sino por el impacto negativo en la cuenta de resultados.

En la agricultura la toma de decisiones a tiempo real, nos permite mejorar el desarrollo del cultivo. Pongamos como ejemplo los cubos de ensalada ya preparados para consumir sobre la marcha.

El agricultor gracias a la captura de datos sabe que lechuga podrá cortar mañana, pasado y sucesivo, esa información la pone a disposición del resto de actores de la cadena, el operador logístico puede calcular el volumen de producto que tendrá que recoger, la empresa procesadora sabe por adelantado el género que tendrá que manufacturar y así poder optimizar las necesidades de personas en la línea de producción. Los responsables de las plataformas saben cuánto genero tendrán disponible para distribuir a los supermercados.  Si miramos la cadena desde el lado inverso, el supermercado sabe a tiempo real que cantidad de verdura le hará falta mañana teniendo en cuenta los consumos reales y la estimación, más las existencias en cámara, pueden lanzar pre-pedidos y así la cadena solo pondrá a disposición la cantidad de producto necesaria.

Al final estamos optimizando la cadena con lo que minimizamos el consumo de insumos a la vez que minimizamos el desperdicio de alimentos. Que es un problema del que debemos ser consciente, no podemos seguir tirando a la basura ingentes cantidades diaria de alimentos caducados, en parte, debido a una mala gestión del inventario.

¿Realmente se está aplicando en el sector? ¿Qué ayudas públicas ayudan a avanzar en esta transformación digital?

Más de lo que creemos, aunque no llega a ser un uso masivo, pero muchos no quieren contarlo para no hacer pública su ventaja competitiva. Existe una orden de incentivos para transformación digital en Andalucía, que se publicó en recientemente.

Diferentes avances tecnológicos están cambiando las estrategias de marketing digital. ¿Cómo cambiará la actuación del profesional del marketing?

El profesional del marketing tiene que ser más multidisciplinar, tendrá que entender mejor el negocio, ser capaz de responder ante la inmediatez, interpretar ingentes volúmenes de datos, soportar más presión, entender mejor las demandas de la comunidad, estar muy actualizado en cuanto a nuevas herramientas, en permanente formación-reciclaje…

Los profesionales del marketing tenemos por delante un escenario muy interesante profesionalmente, pero que nos obligara a estar permanente conectado-interactuando.

[i] Internet of Things; Construye nuevos modelos de negocio, Maciej Kranz, LID editorial, 2017

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *