“El futuro no existe, es sólo un resultado de lo que hacemos cada día”

Francisco Alcaide, autor de Aprendiendo de los mejores (Alienta) –ya en su 6ª edición, nominado al Premio Knowsquare 2013 al mejor libro de empresa y traducido al chino–, y Laura Chica, autora de ¿Quién eres tú? (Alienta), condensan en Tu futuro es HOY  todo su conocimiento y experiencia en el mundo del desarrollo personal, facilitando de manera breve, sencilla y práctica las herramientas para pasar de la reflexión a la acción.

 

El libro se presenta en Madrid, el próximo 30 de octubre en el Hotel Hesperia Madrid, y en Málaga, el próximo 6 noviembre, en el Hotel Holiday World Polynesia.

Más información sobre el libro y presentaciones en: www.tufuturoeshoy.com

Las librerías están llenas de libros de una temática parecida a Tu futuro es hoy. ¿Qué aporta este nuevo título?

FRANCISCO ALCAIDE: La mayoría de libros se centran en ʻquéʼ hacer (acciones), pero la experiencia dice que mucha gente sabe lo que tiene que hacer y no lo hace, lo cual es indicativo que algo falla. Y es que antes es necesario preguntarse por qué nos pasa lo que nos pasa, esto es, por qué pienso y siento de determinada manera –los ʻporquésʼ (causas)– y posteriormente establecer un plan de actuación –ʻcómosʼ (estrategias)– para materializar los ʻquésʼ (acciones).

Un ejemplo. Mucha gente sabe que para triunfar y avanzar en la vida hay que salir necesariamente de la ʻzona de confortʼ –qué hacer–, pero luego poca gente da un paso más allá de las fronteras de esa zona. Ello es porque previamente hay que entender por qué tenemos miedo –y no negarlo como solemos hacer– para abrazarlo y tener una relación más amable con él, para entonces, desde la aceptación, establecer diferentes ʻcómosʼ que permitan poner los pies fuera de esa ʻzona de confortʼ.

En el libro se recogen las 40 principales claves para crear nuestro destino centrándonos en los ʻporquésʼ y los ʻcómosʼ del desarrollo personal. Entre otros: cómo vencer los miedos; por qué nos cuesta tanto cambiar y cómo gestionar el cambio; cómo cultivar la confianza en sí mismo; o por qué es fundamental aprender a enfocarse para tener éxito.

Cuando se les ocurrió trabajar en este libro, ¿Qué querían transmitir a los lectores?

LAURA CHICA: Cuando surgió la idea del libro, los autores queríamos transmitir dos ideas básicas: acción-reflexión, y autorresponsabilidad.  La primera, porque queríamos profundizar en las cuestiones qué, por qué, y cómo, en varios temas de desarrollo personal (40), para hacer una llamada a la acción (cambio) tras el proceso de reflexión (pensamiento). La segunda, y como idea básica del libro, que la responsabilidad última de tener la vida que queremos, es de cada uno de nosotros. Siempre tenemos la posibilidad de elegir.

Hablan en “Tu futuro es hoy” de cultivar la confianza en uno mismo. ¿Cómo se hace eso?

LAURA CHICA: la confianza no se tiene; se trabaja. Es un trabajo de cada día, hacer una evaluación positiva de los pequeños logros, y recordar cómo hemos llegado aquí. La falta de confianza viene cuando no valoramos lo que conseguimos, porque a veces, ni siquiera le prestamos atención. Hay que ver, querer ver, y aprender a ver cada pequeño avance que conseguimos gracias a nuestro esfuerzo y constancia.

En un contexto socioeconómico difícil, con muchos desempleados de larga duración, sueldos que no se corresponden con la formación del empleado… ¿Cómo se sube la autoestima?

FRANCISCO ALCAIDE: Poniendo la responsabilidad en uno mismo. Existe mucha frustración porque hacemos depender nuestra vida de factores ajenos a nosotros mismos, y cuando las cosas no marchan como uno querría no vemos alternativas. Si uno hace depender su vida de que acabe la crisis o que ciertas personas tomen algunas decisiones, estamos poniendo nuestra vida en manos de terceros. Sólo hay una forma de tomar el control: sentándose en el asiento del conductor. No todo depende de uno, pero lo que sí depende de uno es encontrar alternativas a lo que ocurre para llegar donde uno quiere llegar. Si tú mejoras, tu vida mejora. Para ello, no dejes de formarte, de conocer gente, de hacerte visible… y algo que es muy importante: pedir ayuda. El ser humano, a menudo, es víctima de su propio orgullo. Cuando lo estamos pasando mal, solemos bloquearnos y no pensamos con claridad. Es fundamental solicitar ayuda para tomar perspectiva y encontrar alternativas.

Vamos a irnos a lo práctico. ¿Qué es lo primero que tenemos que hacer para que el futuro sea hoy?

FRANCISCO ALCAIDE: Lo más importante de todo es tener un “sentido claro de dirección”: saber hacia uno dónde se dirige. A partir de ahí, hay que pasar a la acción. Cuando uno tiene claro dónde va, cada paso que da, por pequeño que sea, suma y nos acerca al objetivo. Lo peor es la indecisión que conduce a la inacción y a la frustración. Las personas somos seres humanos que nos movemos por objetivos. Cuando no tenemos claridad de metas andamos a la deriva. Quien no sabe lo que quiere acaba donde no quiere estar.

Dice usted (Sr. Alcaide) que “la principal causa por la que una persona no consigue lo que quiere, es que no sabe lo que quiere”. ¿Hay alguien que lo sepa? ¿Cómo llega a saberse? En caso de saberlo, ¿No cambia con el paso del tiempo?

FRANCISCO ALCAIDE: Si, hay gente que lo tiene muy claro, y todo parte de la autenticidad, de ser fiel a uno mismo. Por un lado, vivimos demasiado de cara a la galería, y mucha gente decide sus opciones profesionales en función de lo que tiene más glamour social, no de lo que siente realmente. Haz aquello que te hace sentir bien, y de lo que digan o no digan los demás, ni caso. Y el segundo problema es que andamos demasiado dispersos, queremos demasiadas cosas al mismo tiempo. Vivir es elegir y elegir es descartar. Hay que decidir una máxima prioridad en nuestra vida, y organizar todas las actividades en torno a esa máxima prioridad. Y sí, puede cambiar con el paso del tiempo, no son incompatibles ambas cosas. Los sueños y objetivos se renuevan cada cierto tiempo, pero una vez que se renuevan hay que concentrarse al cien por cien en la alternativa elegida.

¿Qué no termina de encajar para que haya tanta frustración?

LAURA CHICA: Cuando existe frustración es que había una expectativa alta y un resultado inferior a lo que se esperaba. Faltan muchas piezas del puzle: faltan metas concretas, objetivos alcanzables, faltan los planes de acción, y la determinación por conseguir lo que queremos. En general, somos más de quejarnos que de coger las riendas de nuestra vida para cambiar lo que queremos cambiar. Lo que nos separa de nuestro objetivo, es una decisión.

El ser humano suele ser reacio a los cambios. ¿A qué se debe?

FRANCISO ALCAIDE: Cambiar implica afrontar incertidumbre, y el ser humano adora lo conocido y tiene alergia a lo desconocido. Cambiar implica salirse de la rutina para adentrarse en zonas no habituales y eso es incómodo. La forma de enfrentarse al cambio es viendo los cambios como “retos” y no como “amenazas”. Todo cambio es una lucha entre “oportunidades” y “miedos”. Sólo poniendo el foco en lo positivo del cambio, nos acabaremos atreviendo. Y en el caso de que las cosas salgan mal, al menos tendremos la experiencia. Una mala decisión siempre es mejor que no hacer nada. En la vida, para tener éxito y ser feliz hay que ser valiente.

¿Podemos extrapolar el mensaje central del libro al mundo de la empresa?

FRANCISCO ALCAIDE: Así es, el mensaje central de Tu futuro es HOY es: tu vida es el resultado de tu desarrollo personal, porque lo que una persona obtiene es el resultado de la persona en que se convierte. Y lo mismo es aplicable al mundo de la empresa: cómo actúa cada organización en cada momento –con vocación de servicio, con orientación al cliente, con compromiso con la excelencia, con actitud de aprendizaje…– determina su futuro. En definitiva, que el futuro no existe, es sólo un resultado, el resultado de lo que hacemos cada día. Y un gran éxito no es otra cosa que la suma de muchos pequeños éxitos, los éxitos de cada día.

Usted (Sr. Alcaide) habla en una entrevista de “mentalidad de empresario”. ¿Podría definirla?

FRANCISCO ALCAIDE: Tener mentalidad de empresario significa que lo importante no son las “ideas de negocio” sino los “modelos de negocio”. Y uno tiene un buen “modelo de negocio” cuando convierte las ideas en dinero. Él éxito de una innovación es su éxito en el mercado. Tienes éxito cuando te compran. La habilidad más importante en el mundo de la empresa es saber vender. Tu éxito no depende (sólo) de lo buenos que sean tus productos y servicios, sino de tu capacidad para comercializarlos. Todas las empresas viven de lo mismo, de vender. Sin clientes no hay negocio; y sin negocio hay que cerrar. La venta es la base de todo negocio. Es fundamental tener orientación al cliente.

Insiste en que “el compromiso es hacer lo que haga falta el tiempo que haga falta”. Pero, en una sociedad donde lo urgente parece ser lo importante, donde estamos interconectados y tenemos que saber de todo, donde el tiempo dedicado al trabajo y al ocio se solapan ¿Cómo hacemos para dedicar ese “tiempo que haga falta”?

LAURA CHICA: Es una cuestión de foco, y de aprender a priorizar. Estamos saturados de trabajo y de información, y a veces no hay límites entre vida personal y profesional. El compromiso genera predisposición al trabajo, y es necesario aprender a priorizar, lo que implica aprender a rechazar (proyectos, ideas, personas), aprender a elegir, y a poner en primer lugar lo que quieres que esté en primer lugar. Esto exige tener claridad de metas y otra serie de habilidades, como seguridad, organización y planificación del trabajo, autogestión o asertividad.

El éxito, concepto repetido hasta la saciedad y que todos creemos perseguir de una u otra manera. Pero ¿Qué es el éxito? ¿Existe una definición universal o consensuada?

LAURA CHICA: El éxito es lo que cada uno quiere que sea. Al ser una palabra, cada persona le puede dar el significado que quiera. Hay personas que entienden el éxito como notoriedad profesional,  tener status, grandes negocios y puestos ejecutivos. La  cuestión es que a menudo, cuando las personas que ansiaban ese éxito lo consiguen, se sienten vacíos, solos, sin sentido, porque ese tipo de éxito no implica sentir felicidad ni desarrollo personal. Hay otro tipo de éxito, algo más sencillo,  relacionado con hacer lo que a uno le gusta, vivir como uno quiere, sentir pasión por lo que hace, ser coherente con uno mismo, y poder desarrollar su talento,  que implica una conexión con la verdadera esencia, y  está más relacionado con la felicidad.  Pero cada uno es libre de darle al éxito el significado que quiera.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *