Beyond Queen, recuperar el sabor de la fruta auténtica

Javier Nedal es CEO de Beyond Queen, una productora y comercializadora de frutas y verduras convencionales y ecológicas con vocación internacional que apuesta por la calidad y por “recuperar” el sabor de la fruta auténtica. Además, es  director  financiero de Be Beyond, una consultora tecnológica que tiene en el mercado, entre otros servicios y productos, un CRM/ERP y una aplicación basada en la gamificación para la formación continua en las empresas

¿Qué diferencia a Beyond Queen de otras exportadoras / distribuidoras hortofrutícolas?

En primer lugar, que no somos  solo comercializadores, si no que también producimos y por tanto supervisamos la calidad durante todo el proceso.

Nos centramos en que nuestros productos marquen la diferencia y que entusiasmen a nuestros clientes por la calidad y el sabor partiendo de la premisa de que lo primordial es la salud.

Nuestras frutas y verduras se diferencien por el  sabor, las texturas, los colores, la fecha de recolección,  que son libres de transgénicos… todo esto supone una calidad extra para nuestros clientes. En definitiva,  tenemos claro que es un negocio de alta responsabilidad.

Y lo más importante, que a todos nos gusta divertirnos cuando comemos.  Hoy día, con las frutas y verduras que hay en el mercado no es fácil porque carecen de sabor, que es tan importante como la apariencia de la fruta y verdura y que parece haberse olvidado.

¿Cuál es el perfil del cliente de Beyond Queen?

Aunque hoy son cadenas de alto nivel en Europa, nuestro cliente es cualquiera que aprecie los valores que antes hemos comentado.

Por otra parte, estamos convencidos de que los mercados asiáticos emergentes serán buenos consumidores de nuestros productos, entre otros motivos porque gracias a su cultura culinaria se divierten comiendo frutas y verduras.

¿Qué tipo de productos comercializa?

Comercializamos frutas y verduras de cosecha propia y distribuimos las de nuestros agricultores de confianza. Nuestro objetivo es hacer llegar a nuestros consumidores la máxima variedad posible siempre apostando por los cultivos convencionales y ecológicos.

Nosotros producimos mandarinas, brásicas (brócolis, coliflores, coles, remolachas, puerros…), espárragos verdes y  comercializamos todo tipo de frutas y verduras que pueden ver en nuestra web, donde encontrarán un amplio catálogo de productos con sus calendarios de recolección.

¿Cómo es el proceso desde que un cliente formaliza un pedido hasta que lo recibe?

Con las grandes cadenas se acuerda un calendario de entregas previo a la campaña para que nuestra logística y la de los supermercados converjan.

También tenemos clientes que realizan pedidos regularmente, según el precio de la semana y otros que hacen encargos según sus necesidades. Es el caso de los restaurantes, fruterías, hoteles, etc.

Por otra parte,  los conocimientos y la experiencia que hemos ido acumulando en Be Beyond, lo hemos aplicado en Beyond Queen para conseguir optimizar y agilizar los procesos y la logística, siempre buscando el beneficio de nuestros clientes.

 Ante un cliente cada vez más exigente, que cuida y mucho lo que oferta a sus clientes ¿Qué puede aportarle Beyond Queen?

Aparte de la calidad y el sabor que hemos hablado antes, nosotros aseguramos que lo pactado se cumplirá sí o sí. Ya sé que suena muy épico y de película antigua, pero es que por desgracia escasean ciertos valores en nuestra sociedad que para nosotros son fundamentales: honestidad, responsabilidad y profesionalidad. Se trata, en definitiva, de transmitir seguridad y confianza a nuestros clientes.

Hablan en su web de la joya de la corona, de la mandarina queen. Háblanos de este producto. ¿No es una mandarina como cualquier otra?

El árbol de la Queen es como una gran señora, una muy buena madre, ya que con menos recursos que otros produce más y mejor fruta. Me gusta definirla como una  “gran madre” que cría grandes hijos.

Una de las grandes diferencias es que la mandarina queen se recolecta desde febrero hasta mayo, es decir, en un tramo del calendario donde no hay  gran oferta, ya que  la  temporada de la mandarina común se centra en noviembre y diciembre.

Pero lo más importante es  que sabe a mandarina de verdad. El equilibrio entre dulzor y acidez es fantástico. Es una fruta espectacular, que además no tiene pepita (seedless) y es de fácil  pelado.

En cuanto a su forma, es achatada y de color rojizo, lo que atrae mucho al consumidor y en especial a los niños.  Tenemos claro que hay que educar a los más peques para que coman frutas y verduras. Por tanto, se deben presentar apetecibles, atractivas y con un sabor auténtico.

Personalmente siempre recalco una característica. Es la mandarina que más fibra aporta debido a la piel del gajo,  que tiene un poco de textura, lo que provoca una experiencia culinaria muy agradable. El zumo lleno de dulzor con su toque de acidez del cítrico explota en la boca y masticas saboreándolo todo…  sin duda, una experiencia gourmet.

Navegando por su web, nos hemos encontrado con “pedidos a la carta”, ¿De qué se trata? Suponemos que habrá un pedido mínimo y algunas condiciones, ¿no?

El pedido a la carta nace de la demanda de nuestros clientes. Hay clientes que no necesitan comprar un camión completo de un solo producto. Por ello, les ofrecemos la posibilidad d de configurar pallets con cajas de productos variados.

Esta opción nos abre la posibilidad de servir a toda Europa en menos de dos días y por vía  aérea a cualquier parte del mundo.

¿Tienen pensado establecer un sistema de venta on line para clientes particulares?

¡Empezamos ya con nuestra joya! Dentro de poco tendremos operativa nuestra tienda on line y podrán probar la gran queen. Espero que disfruten del placer de comer fruta buena y con sabor auténtico, como las de antaño y con todo el refinamiento de hoy.

¿Por qué cree que cada vez se consume menos fruta?

Es cierto que frecuentemente vemos nuevos datos sobre la caída del consumo de frutas y verduras en Europa y en España en particular, pero nadie se pregunta el porqué.

Estoy convencido de que si tienes la posibilidad de que te lleve a casa fruta de sabor auténtico, no un reflejo de fruta como hacen muchos supermercados, y que sea fácil de comer y transportar como una galleta, los niveles de consumo subirían.  Nos preocupamos de comer sano y sin embargo compramos salud empaquetada cuando es tan natural como pelar una mandarina.

La piña, por ejemplo, que está buenísima.  Nadie se come una piña fresca en la oficina porque hay que pelarla y no es una tarea cómoda para hacerlo en otro lugar que no sea un restaurante o en casa. Por eso, en nuestro caso como productores y comercializadores, hemos apostado por la Queen, que es de fácil pelado.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *