“El déficit está en la viabilidad, no en el emprendimiento”

emprendimiento vs crecimientoMiguel Ángel Robles es Socio-Director General de Interban Network, SL, una de las principales agencias de marketing de contenidos en el entorno b2b de nuestro país. Además, es Cofundador y presidente de Iniciativa Pymes, proyecto creado para el Desarrollo y Competitividad de la Pyme española y que engloba un conjunto de recursos de contenidos 360º, y presidente de Manager Fórum, el mayor encuentro para directivos de nuestro país y creador y miembro del jurado de los Premios Manager.

¿Qué es Interban Network y en qué se diferencia de la competencia?

Interban Network es una agencia de comunicación especializada en marketing de contenidos, entendido en su acepción más amplia, no solo en marketing de contenidos digital. Nuestra agencia, con más de 15 años de experiencia, está especializada en B2B y nuestra actividad se basa en conectar a las empresas. Por decirlo de alguna manera, somos un vehículo de acercamiento entre pymes.

Además organizan el Manager Business Forum, ¿De qué se trata?

Es una apuesta que lleva 16 años en el mercado. Comenzó siendo un evento para directores financieros y ha ido evolucionado a una temática más centrada en la dirección de marketing y ventas y dirección de recursos humanos. Celebramos un evento anual en cada uno de los 4 polos económicos más importantes del país Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao y entre las cuatro convocatorias contamos con unos 6.000 asistentes.

¿Por qué decide escribir un libro como I Love my pyme?

Fundamentalmente por dos causas. Primero porque con la crisis noté que estaba dejando de querer a mi empresa. Sentía cierto desafecto, de ahí el título de la obra. Por otra parte, creo que hay que poner en valor la labor de las pymes. Están bien que las empresas del Ibex consigan hitos importantes, pero hay que tener presente que las pymes generan el 60% del empleo en nuestro país y son casi el 98% de las empresas. Solo el 2% son grandes empresas. Por tanto cumplen una función fundamental en nuestra economía y nuestra sociedad.

Por último, creo que hay que fortalecer los valores y la ética dentro del as pymes, que quizás falte un poco.

¿Qué es eso de la gestión de personas 2.0 y 3.0?

Hace un tiempo, la comunicación y el marketing evolucionaron al 2.0, entendiéndose este cambio de paradigma como la escucha activa del cliente. Potenciar el feedback , compartir, conocerlo… todo giraba en torno al consumidor y no tanto en torno al producto/servicio. El 3.0 se centra en lo emocional. El consumidor ya no te compra por tu producto sino por las emociones que eres capaz de provocar.

Pues esta cambio de paradigma los llevamos a la gestión de los recursos humanos. Con el 3.0 se gestionan las emociones. Ya no se habla de recursos humanos, sino de personas, con sus emociones, su individualidad y sus peculiaridades.

¿En qué estado se encuentran las pymes españolas? ¿Podemos afirmar que han salido de la crisis y están en fase de crecimiento?

No podemos afirmar que se haya salido de la crisis. Faltan muchas cosas, sobre todo una capitalización de las pymes que en España no se ha hecho nunca ni se está haciendo ahora. Tenemos nuestros ahorros en depósitos y cuentas bancarias, pero no en las pymes, por tanto existe una fuerte dependencia de las entidades financieras. Esta situación provoca que las pymes siempre pendan de un hilo, de la financiación externa y esto le resta solidez.

Es cierto que los datos macroeconómicos van mejorando, pero las pymes no están obteniendo beneficios. La crisis no ha terminado, hay ciertas perspectivas de mejora, pero aún nos queda por hacer.

¿Se puede buscar algo positivo de esta crisis?

Pues la verdad es que ha calado poco. La financiación sigue siendo escasa. No parece que hayamos aprendido mucho porque seguimos dependiendo de la financiación externa. Si podemos decir que la crisis ha provocado que las pymes, ante la falta de mercado interno, se hayan visto obligadas a salir fuera. No obstante, aún queda mucho por hacer en la gestión. Somos demasiado cortoplacistas. Es cierto que no podemos planificar a seis años, pero lo que no se puede hacer es no tener planificado nada a seis meses vista. No somos conscientes de que el reto es vender, y no encontrar subvenciones o ahorrar en los costes.

¿Qué cualidades hay que cultivar para gestionar bien una pyme?

El primero es la responsabilidad. El respeto hay que ganárselo y se consigue con responsabilidad. Por otra parte, el compañerismo y el compromiso. Las pymes no son sus directivos, sino el grupo de personas que tienen que involucrarse. Eso de “la pyme es mía y hago lo que quiero” es un grandísimo error.

Por último, la empatía. Es un elemento fundamental para que una pyme funcione. El saber ponerse en el lugar de otra persona es primordial y además hay que hacérselo ver al resto del equipo.

Ha dicho alguna vez que se está promoviendo en exceso la figura del emprendedor. Una idea que hoy por hoy se puede tildar de políticamente incorrecta. ¿Por qué esa reflexión?

Las pymes tienen en España una duración media de cinco años, por tanto el déficit lo encontramos más en la viabilidad de las mismas que en su creación. Está bien que se anime a los jóvenes a emprender, pero hacen falta políticas que ayuden más a la viabilidad que a la creación. Se dan muchas facilidades para montar un negocio, pero no hay un plan trazado para que perduren.

En España tenemos 1.500.000 emprendedores, una cifra bastante importante. Habría que apoyar a los que ya están emprendiendo para que generen puestos de trabajo y riqueza. No es que no sea bueno emprender, solo que hay que hacerlo con raciocinio y sin llegar a un “emprendimiento forzado”. Creo que hay que poner encima de la mesa más medidas que ayuden a la continuidad y por tanto al crecimiento. Entre otras cosas porque en España hay muchas microempresas que no pueden competir con empresas de países como Francia o Alemania. Necesitamos más crecimiento empresarial para competir en los mercados internacionales.

¿Vamos entonces de burbuja en burbuja?

No, no creo que estemos en una burbuja del emprendimiento. En todo caso sería una burbuja de comunicación política. España es un país de emprendedores y como digo, la burbuja la estarían creando, en todo caso, los políticos.

¿Es la internacionalización la única vía que les queda a las pymes?

No, hay otras maneras. Tengamos en cuenta de que las pymes españolas prestan, fundamentalmente, servicios. Hay sectores en los que está vía ha funcionado y lo sigue haciendo, como las cadenas hoteleras, que lo han hecho muy bien.

Entiendo que hay otras opciones. Hay que cuidar y potenciar los pocos nichos industriales que aún nos quedan, como los sectores agroalimentarios, por ejemplo y trazar planes industriales basándose en la innovación.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *