5 consejos para gestionar a un empleado que trabaja desde casa

Trabajar desde casaAunque sólo el 2% de los trabajadores españoles trabaja desde casa, según un estudio del portal de empleo Monster, el 77,3% de ellos prefiere el hogar a la oficina como puesto de trabajo. Nuestros vecinos ingleses, por ejemplo, son mucho más dados a trabajar desde casa: más de 4 millones de británicos tienen en su casa su oficina diaria. Sin embargo, en España cada vez son más los empleados que demandan horarios flexibles y poder trabajar desde cualquier sitio en determinadas ocasiones. Por ello, como directivos, cada vez nos vamos a encontrar con más casos en los que haya que gestionar un equipo disperso geográficamente. Esto supone nuevos retos y consideraciones a tener en cuenta.

Estos son mis 5 consejos para gestionar empleados que trabajen desde casa:

  1. Haz todo el papeleo: Antes de permitir que tus empleados trabajen desde casa, necesitarás asegurarte de que todos los trámites pertinentes se han completado. Los trabajadores desde casa también tienen que cumplir una serie de requisitos en materia de seguridad y salud laboral. Es deber del director garantizar que éstos se están cumpliendo. Otra consideración clave es el seguro, ya que el seguro del hogar de la mayoría de las personas no incluye el trabajo desde casa. Por lo tanto habrá que incluirlos en el seguro de la compañía y proporcionar detalles precisos, tales como su dirección, para asegurarnos de que cumple con la política de empresa.
  2. Ofrece las herramientas necesarias: Los trabajadores desde casa necesitan poder hacer uso de soluciones tecnológicas que les permitan desempeñar correctamente su trabajo. Vale la pena la inversión, ya que los estudios demuestran que los empleados en remoto pueden ser hasta 39% más productivos cuando cuentan con herramientas como la videoconferencia. Las soluciones basadas en la nube pueden ser una gran manera de agilizar los procesos de negocio. Debemos considerar la posibilidad de invertir en una solución global en la nube, como UCaaS (Unified Communications as a Service en inglés). Así los trabajadores desde casa y los empleados que estén en la oficina recibirán la misma experiencia y serán capaces de utilizar una serie de herramientas de comunicación para colaborar eficazmente.
  3. Trátalos con igualdad: Muchos empleados que trabajan desde su domicilio se preocupan de que la falta de tiempo ‘cara a cara’ afectará a su carrera profesional. Creen que pueden estar fuera de juego en cuanto a nuevas oportunidades dentro de la empresa. Los gerentes podemos combatir esto asegurando que las reuniones del equipo y las de seguimiento se hagan periódicamente por videoconferencia. Nunca subestiméis el valor del contacto visual. Lo que más se pierden los trabajadores remotos son las reuniones ‘cara a cara’, pero la tecnología moderna puede corregir esto. También es importante por parte de todos recordar que hay que invitar a los trabajadores que están en casa a eventos importantes como los ejercicios de formación de equipos o la fiesta de Navidad, para que se sientan parte del equipo en general.
  4. Haz las formaciones accesibles: En la era digital, los recursos de formación deben estar disponibles online para que los empleados puedan acceder a ellos desde cualquier lugar y a cualquier hora. Esto debe incluir un portal donde los trabajadores que estén en casa pueden acceder a las grabaciones de vídeo de las sesiones de formación que se hayan hecho en la oficina, y que se apoyen con materiales escritos. De esta manera se obtendrá un mejor retorno de la inversión de cualquier formación, ya sea realizada por otros o por la propia empresa. El acceso a la formación también es clave para reforzar la creencia de que a los empleados que trabajan desde casa no verán afectada negativamente su carrera profesional por trabajar en remoto. También se puede animar a los trabajadores desde casa a compartir sus aprendizajes con los demás a través de una red social interna.
  5. Monitoriza el equilibrio trabajo-vida personal: Los empleados que trabajan desde casa suelen trabajar en exceso. Esto puede ser debido al hecho de que ‘pierden’ menos tiempo en tener que llegar diariamente a la oficina; no hay atascos para llegar a su puesto de trabajo, y sienten que deben trabajar más horas. Como directores, tenemos que mantener controladas sus horas de entrada y de salida, y ayudarles a desarrollar un equilibrio entre trabajo y vida personal, para evitar el agotamiento. Esto hará que nuestro equipo esté feliz y sea más productivo, y ayudemos a la empresa a mejorar las tasas de retención de personal.

El cambio a trabajar desde casa ya está dándose en muchas empresas, así que es vital que los directivos estemos preparados para ello. Una combinación de tecnología, procesos y atención al detalle hará posible que los empleados que trabajen desde casa sean tan productivos, o más, que sus compañeros en la oficina.

 

Artículos relacionados...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *