Fernando Trías de Bes: “Estamos en una época de relevos”

“Límites sin Límites” abría el MABS2017, una ponencia marcada por las claves para rebasar los límites que la propia tecnología ha generado. Con un espíritu crítico y luchador, su autor, Fernando Trías de Bes, economista especializado en mercadotecnia e innovación, enfatizó en el cambio que debe dar una generación “bisagra” en este momento de “relevos, en el que conviven modelos alternativos”.

Escuchar al autor de “El libro prohibido de la economía”, supone abandonar las ideas preestablecidas y prepararnos para “romper límites”, “pasarnos de la línea” y “observar más allá”, una audacia presente en los directivos, a los que califica de “seres excepcionales”.

Vivimos una época de cambios, porque las nuevas tecnologías transforman nuestra realidad. En este sentido hablas de la posverdad, que ha cambiado el sentido de la información. Como haces en “El libro prohibido de la economía”, ¿darías una nueva definición de información? 

Probablemente si. Lo que el artículo postulaba, y que podría ser la definición de información, es que son unos hechos que se perfeccionan durante un tiempo. Ya no importa tanto que los hechos sean totalmente veraces o ciertos como que evolucionen rápido. La gente ha aceptado que la primera información no es correcta del todo porque lo que nos interesa es la velocidad, y ver cómo evoluciona. Pero una evolución hacia la verdad del todo. Es curioso, aceptamos información imperfecta de salida, y se está anclando como parte de nuestra cultura. 

En su libro comienza con la definición de Márketing. ¿Realmente cree que las tecnologías como realidad virtual o aumentada de las que tanto se habla tendrá efecto en las empresas? ¿O sigue siendo más Márketing?

En los últimos seis años han aparecido 133 tipos de marketing distintos. Es imposible; ni todos son aplicados por las empresas, ni todos van a ser útiles. Con las tecnologías pasa lo mismo. La evolución digital genera tantas estructuras posibilitantes que se va descubriendo cuáles funcionan y cuáles no. Second Life, Códigos QR, esto que ya murió, pero queda un remanente, queda un poso.

Por eso he explicado en la ponencia que estamos en una época de relevos; hay muchas cosas que empiezan, pero en la mayor parte de los casos tienes que esperar para ver cómo evolucionan, en otros casos, actuar antes. Pero sí, es verdad,  y es parte de una época, de una revolución, como en su día hubo también la revolución industrial. Había cantidad de inventos que no sirvieron, incluso un invento conservaba el hielo en los establos y servía para que los caballos no tuvieran calor. Había muchos inventos que después no han seguido. Esto es lo que viene ahora.

¿Esta época de cambios en la que nos encontramos nos llevará hacia un capitalismo cada vez más salvaje, pero a la vez con mayores oportunidades para pequeñas y medianas empresas con estructuras mucho más adaptables y menos rígidas? 

Si que entiendo, y lo he dicho en la conferencia, que hay una individualización de la economía que hace que el individuo sea más aislado y que haya una competencia más fuerte. Las nuevas tecnologías, el comercio electrónico, los dispositivos digitales, han generado un doble efecto. Compites con mucho volumen, tráfico, economías de escala, o da acceso a un nicho.

Eso lo estamos viendo en negocios como Amazon o Alibaba, propuestas muy grandes o muy pequeñas y flexibles. Hay una estructura competitiva muy feroz porque hay mucha competencia, pero si que es verdad que de alguna manera se está produciendo esa dicotomía, que convierte a los mercados en mucho más feroces.

¿Están en las pequeñas y medianas empresas los seres excepcionales?

Seres excepcionales es un libro que he publicado. Recoge un conjunto de comportamientos y de actitudes de los directivos que aplican excepciones, que retan un poco el sentido común, el statu quo, la ortodoxia, y al final acaban funcionando. Para mi el ser excepcional es el que sabe cuando aplicar la excepción y se la juega porque tiene la audacia de hacerlo. Vivimos en tiempo excepcionales, tiempos de excepciones.

¿Cómo puede una empresa que ha fracasado en su proceso de innovación reconquistar la creatividad?

Suponiendo que la empresa siga viva y con recursos deberíamos comprender la creatividad y la innovación, que lleva asociado un grado de fracaso. Y es que es lo normal, 9 de cada 10 startups cierran. Hoy día es muy habitual. Entonces las compañías que innovan bien no son compañías que aciertan, son compañías que corrigen muy rápido. No hay que tener ningún complejo, porque innovar es un deporte de riesgo, lleva a un grado de error alto. Entonces lo que no puedes es disociar, querer innovación y quererlo todo bien.

Desde la primera revolución industrial hemos visto una continua transformación del trabajo. Sin embargo, las estadísticas indican que ahora tenemos muy poco tiempo para prepararnos a los cambios que se avecinan. ¿Cómo ve ese futuro? ¿La economía occidental está preparada?

Está preparada en el sentido de lo que se llama capacidad de aprender. No está preparada en el sentido de dominar ya las competencias. A una amiga directora de RRHH en una empresa de programación  le preguntaron qué perfil estaba seleccionando, qué lenguaje exigía. “Me da igual”, dijo, “porque yo contrato a un programador y el lenguaje que sepa me da lo mismo porque en seis u ocho meses aparecerá otro”. A mí lo que me interesa es la learnability, capacidad de aprender. Creo que las universidades, sobre todo, lo que propugnan es la capacidad de aprender. Lo importante ya no es saber, es “ser capaz de”. Esto es lo fundamental hoy en día, no puedes estar preparado para lo que está viniendo, pero sí capaz de integrarlo, esa es la habilidad que hay que desarrollar.

En una entrevista hablabas de que esta crisis se desarrollaría durante una década, ¿cómo cree que podemos afrontar la siguiente? 

El ser humano cae en los mismo errores, las crisis son inevitables. El mundo evoluciona, la demografía, la política, la sociedad, la tecnología, las organizaciones, y los estados tienen estructura definidas y ya concretizadas. Entonces la evolución hace que lo que ya está definido queda obsoleto. Ésta es la historia de la sociedad, de las organizaciones, y es lo que crea las crisis. Las crisis son resultado de una evolución que te lleva a un escenario para el cual las estructuras que se han creado quedan obsoletas y entonces hay un proceso de transformación para la que hay salida.

Toda crisis es un depuraje, una transformación de la sociedad. Hay que digerirlo, no hay más. El ser humano tiene esa capacidad de resurgir de sus propias cenizas. 

Artículos relacionados...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *