El Líder, El Jefe y El Pastor

Matías de la Puerta

El líder según la Real Academia: “Persona a la que un grupo sigue, reconociéndola como jefe u orientadora”

En consecuencia, alguien que se cree que es líder pero nadie lo sigue, simplemente está dando un paseo.

Sin duda esto de ser líder esta de moda, y es otra palabra más que nos viene de la mano de las consultoras. Es una forma bastante atractiva de marcar hitos facturables que le den sentido a la consultoría en las empresas de ventas.

PricewaterhouseCoopers (PwC) entrevistó a 1.330 CEO de 68 países diferentes para elaborar una lista con los nombres y características de los líderes mundiales más apreciados. El resultado no es demasiado esperanzador al poner de manifiesto la falta de carisma de los líderes contemporáneos, pues en el top ten solo se encuentran dos personajes con vida, y ya retirados de sus funciones”  1. Winston Churchill, 2. Steve Jobs, 3. Mahatma Gandhi, 4. Nelson Mandela, 5. Jack Welch, 6. Abraham Lincoln, 7. Margaret Thatcher, 8. Ronald Reagan, 9. John F Kennedy, 10. Bill Clinton/Napoleón Bonaparte

Cuando lees un artículo como este comprendes que sería complicado contratar un líder, y aún más si lo quieres vivo. También podemos llegar a la conclusión de que el liderazgo, del que tanto hablamos, no es un liderazgo puro sino atribuciones temporales que le hacemos a miembros de una empresa según el contexto en el que se encuentra, y es la persona que demuestra estar preparada para más situaciones por las que pasa una empresa, la que terminamos viendo como líder. Pero no por eso se convierte en líder, no te olvides como jefe que un verdadero líder nunca trabajaría para tí. Lo que tienes delante de tus narices es talento, y para algunos jefes puede ser incómodo.

Para crecer profesionalmente en una jerarquía de ventas no basta con vender, debes rodearte de personas con tu mismo objetivo, si por el contrario prefieres rodearte de personas negativas y con carencias a las que puedas manejar fácilmente, sintiéndote un referente en el equipo, siento comunicarte que te has equivocado de profesión.

Recuerda siempre que el jefe es quien gestiona y desarrolla talento, donde no hay talento hay borregos y estos los gestiona el pastor. Desgraciadamente los pastores abundan en las jerarquías y en la mayoría de los casos han llegado a la jefatura por simple eliminación de candidatos, y nunca por vocación.

Todos los empresarios buscamos vendedores pero incorporamos proyectos de vendedores, porque realmente no existe la oferta suficiente para satisfacer la necesidad de la empresa española, fundamentalmente porque nadie se ha preocupado de generarlos en nuestro tan exquisito plan educativo.

En este entorno, sólo nos queda contratar proyectos, trasladar el gasto de la educación a la empresa, generar la rotación obligada para diferenciar a los vendedores, de los que buscan trabajo “aunque sea de vendedor” y finalmente obtendremos posibles vendedores a un precio elevado. Una vez incorporados, la mayoría se dan cuenta que no están hechos para vender sino para ser jefes de sus compañeros. Y ¡bingo! da la remota casualidad de que la empresa, en pleno crecimiento, necesita un candidato para la jefatura y decide ascender a uno de estos proyectos preparados para ser jefe, siendo este el momento en el que generamos un nuevo pastor.

La principal preocupación del pastor será defender su puesto por omisión, no trabajará para el desarrollo de su equipo sino para los ojos de sus superiores. No tiene la capacidad de transmitir confianza, de ejecutar planes de acción, desmoraliza al equipo por su falta de toma de decisiones, pero sabe salir bien en la foto en los momentos críticos y esto es lo que más valora la jerarquía de pastores que tiene por encima . Sin duda un profesional, en ningún momento se equivocaba, es realmente para lo que estaba preparado.

Artículos relacionados...

4 Respuestas

  1. Gerardo Fernández dice:

    Sembrao! De 10. La mejor descripción que he leído en muchos años (y yo ya tengo unos cuantos) de lo que es un líder. Enhorabuena por el artículo.

  2. Guillermo mardones dice:

    Me quedo sin palabras al leer este artículo, y pensar que esto me lo hiciste ver en unos momentos… Ahora me queda mas claro, gracias por tus palabras…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *